miércoles, 8 de abril de 2015

Visualización y corrección de la posición erguida


El arte de Estar de pie – Verticalidad
- Consciencia de sí mismo - presencia en el espacio -
- arraigo en la tierra, proyección hacia el cielo -
 Joaquín Benito Vallejo
 
      En primer lugar vamos a realizar la visualización del conjunto del cuerpo, sin ánimo de corregir nada, aunque probablemente esta visualización ya nos induzca a corregir algún aspecto. Solo observar, sentir, percibir. Estar en sí mismo en la posición de pie.

En segundo lugar, o en otro momento distinto, vamos a corregir además la postura según lo que entendemos por postura correcta erguida.

1.- Visualización de la postura  erguida. (Conexión o contacto corporal consciente consigo mismo.- Sentir la globalidad de nuestro cuerpo y cada parte dentro del conjunto - Verticalidad – arraigo en la tierra, proyección hacia el cielo – rectitud – equilibrio de fuerzas).

Observaremos con detalle la posición erguida de nuestro cuerpo (Es necesario hacerlo a menudo sobre todo al comenzar la clase de movimiento, o en otras situaciones o momentos cotidianos)

Verticalidad  desde los pies a la cabeza – simetría entre el  lado derecho y el izquierdo –  Distribución de la tensión -  zonas relajadas - apoyos de los pies, distribución del peso del cuerpo -  situación de cada zona, - 

Sentir el cuerpo en su integridad desde los pies a la cabeza. Sentir su verticalidad. Sentir la simetría corporal. ¿Sentimos igual un lado que el otro? ¿Sentimos diferencias? Dónde y cómo.

Se trata de sentir el conjunto del cuerpo en la posición en que se encuentra.  Este sentir es lo que también llamamos “conexión consigo mismo” o “Contacto corporal consciente consigo mismo”. Esto es necesario hacerlo en diferentes posiciones como introducción a diversos trabajos con el objetivo de ir profundizando en la percepción corporal y establecer en todo momento la conexión consigo mismo, fundamental para el trabajo corporal que proponemos. Los objetivos son múltiples (3) (en otro apartado exponemos estos objetivos).

 
·         Vamos a hacer un recorrido del cuerpo por partes.

·         Sentimos los apoyos de los pies en el suelo, la huella que queda impresa. Sentimos cómo se distribuye el peso del cuerpo a lo largo de los pies. En qué parte de los pies recae más. Si se distribuye por igual entre los dos pies o no.

·         Desde los pies, sentimos las piernas hacia las rodillas y las caderas. ¿Están las rodillas flojas? ¿Estiradas?

Sentimos la pelvis. Articulaciones de las caderas (íngles) – pubis – tripa – ombligo – iliacos / isquiones – nalgas – lumbares… ¿Está la pelvis inclinada hacia adelante? ¿Están las lumbares hundidas? (Podemos tocarnos esas zonas. El tacto nos ayudará a obtener mayor percepción. En otras ocasiones utilizaremos el tacto.) (-4-objetivos del tacto)

·         Desde las lumbares, tratamos de sentir la espalda y la columna hacia la nuca.  Ponemos atención especial en sentir los omóplatos y los hombros.  Desde los hombros vamos por el pecho hacia la tripa y volvemos.

·         Desde los hombros sentimos los brazos, manos y dedos… y volvemos de nuevo a los hombros. ¿Están sueltos los brazos colgando libremente desde los hombros?

·         Desde los hombros subimos por el cuello hacia la cabeza. Sentimos el volumen de ésta.

·          Y la cara: boca – labios – mejillas – frente – párpados – ojos…

·         Volvemos a hacer un repaso por todo el cuerpo y tratamos de tener una imagen íntegra de él.

·         Vamos de nuevo a revisar cada parte observando la tensión o la fuerza que hay en ellas. ¿Estamos relajados o en tensión? ¿En qué zonas sentimos más tensión y en cuáles menos.  ¿Hay algunas zonas completamente relajadas?

·         Sentimos ahora la respiración. Las zonas que se movilizan con ella. Si es sincopada, o lenta, Si las fases son iguale o distintas. Si hay pausas entre ellas.

·         Volvemos a una visión global. ¿Qué sensación global tenemos de nuestro cuerpo?


Esta visualización no ha de hacerse demasiado larga, al menos al principio. Posteriormente, día a día puede profundizarse en ella. La podemos abordar de diferentes maneras poniendo más  hincapié en unos aspectos y en otros, en unas partes o en otras.

A veces abordamos esta  visualización ayudados del tacto con cada zona concreta antes de iniciar un trabajo con ella.

2.- Corrección de la postura.  Revisaremos ahora la postura global y cada zona en particular estableciendo relaciones entre una y otras.

Posteriormente o en otros momentos distintos, visualizaremos la imagen del cuerpo con la intención de corregirla según lo que entendemos por postura correcta aplicando las leyes orgánicas del movimiento. Es conveniente hacer esto también ante un espejo para tener una mayor percepción a través de la información visual.

·         Desde la pelvis –el centro de gravedad del cuerpo, de la postura y del movimiento- las piernas se prolongan rectas hacia el suelo.

·         Las rodillas han de esta ligeramente flojas como muelles vivos. El peso del cuerpo se reparte equitativamente entre ambos pies y desde talones a dedos. Los pies paralelos dirigidos hacia el frente separados a la misma distancia que las ingles (articulaciones de las caderas).

·         Desde la pelvis, la columna se prolonga hacia la cabeza con unas suaves curvaturas.
 
·         Los omóplatos deben estar paralelos a unos 7 centímetros de la columna. Empujemos con ellos hacia abajo y atrás. Los hombros bajos y hacia atrás también.

·         Los brazos colgando sueltos como cordones de algodón.

·         El pecho expandido.

·         Las clavículas, horizontales y simétricas lo más posible desde el esternón hasta los hombros en su unión –acromión- con los omóplatos.

·         El cuello largo con la barbilla baja, a cuatro dedos del pecho.

·         Las zonas frágiles más comunes son las lumbares y las cervicales.

·         Empecemos de nuevo. Para el cuello y zona dorsal: estiremos desde la nuca hacia el cielo, y desde los hombros empujar hacia atrás y abajo hacia los pies. Pongamos intención en alargar y ensanchar la zona de la nuca de oreja a oreja, los hombros tirando hacia abajo. Los pies presionan el suelo marcando bien su huella.

·         Tripa y nalgas apretadas. Omóplatos bajos y cerca de la columna. Hombros y brazos empujando hacia el suelo. Nunca tirando hacia el cielo.

·         Sintamos las fuerzas opuestas actuando: pies hacia abajo – nuca hacia arriba. Nalgas hacia adelante – tripa hacia atrás. Dorsales hacia adentro hundidas  – pecho hacia afuera abierto amplio. Hombros abajo – nuca hacia arriba. Es la acción de fuerzas antagonistas, de fuerzas que se equilibran. El equilibrio es el resultado de fuerzas contrarias actuando a la vez y con la misma intensidad. El equilibrio de la musculatura agonista y antagonista. Entre pecho y espalda. Entre tripa y lumbares. Entre el arriba y el abajo. Entre el adelante y atrás. Entre la zona inferior y la superior. Entre los pies y la cabeza. Entre el coxis y la nuca.

·         En la simetría observemos si ambos pies miran igual hacia adelante. Si las rodillas están rectas en relación con los pies y las articulaciones de las caderas –ingles-. Si el lado izquierdo está a la misma altura que el derecho. La misma percepción en los iliacos, y en los hombros. ¿Tiene alguna parte del cuerpo o en su conjunto alguna inclinación hacia uno u otro lado?

            (Foto extraída del libro: Cómo dibujar la figura humana de J. Mª Parramón)
 

domingo, 15 de marzo de 2015

Cursos y talleres - ABRIL - alfa institut - movimiento, expresión, danza

alfa institut - movimiento, expresión, danza .: cursos y talleres - marzo: EXPRESION   CORPORAL - DANZA   CREATIVA -Arte del Movimiento- - DIPLOMATURA- movimiento-expresión-danza-terapia-teatro   ...
EXPRESION  CORPORAL - DANZA  CREATIVA
-Arte del Movimiento- - DIPLOMATURA-
movimiento-expresión-danza-terapia-teatro
Módulo 6 – La gramática de la expresión –
Barcelona Abril – Días 18 y 19 / Madrid Abril – días 25 y 26
  • El diseño corporal, espacial y temporal en el cubo de LABAN.
  • Composiciones con el otro
  • Los focos expresivos en el movimiento
  • Comunicación por medio de la trayectoria, el tempo y el diseño corporal.
  • Factores que dan significación al movimiento. El gesto. La intencionalidad.
  • La palabra y la frase de movimiento. Lingüística gestual

TALLERES
Movimiento Orgánico – Técnicas corporales 3ª edad

   Profesor: Joaquín Benito Vallejo


Martes  y/o Jueves  de 18,30 a 20 horas. /

Precios: un día a la semana 40 € mes. 2 días a la semana 10% descuento.
Clases sueltas 12 €.
Clase de prueba precio simbólico 5 €.
 

Contenidos


El M.O. es el método ideal para adquirir fluidez, equilibrio y armonía corporal.  Una concepción integral del cuerpo y del movimiento. Realización de los movimientos y las posturas correctas según las leyes naturales. Armonizar, sincronizar, coordinar y organizar los movimientos. El trabajo corporal es muy variado, y siempre va unido a la sensibilización, la concentración, a percepción y la toma de conciencia, aprendiendo a disfrutar del movimiento. VER Más: http://alfainstitut-expresioncorporal-danza.blogspot.com.es/p/movimiento-organico.html

El movimiento desarrollado en su múltiple dimensión:
Como medio de estimulación sensorial y mental;
Como fuente de salud
Como medio de desarrollar las capacidades mentales;
Como medio de expresión, comunicación y relación con los   demás

Alfa Ínstitut – Movimiento Expresión Danza / Espacio en BlancO
Calle Mira el Sol 5 y 7 –Metros: Lavapies-Embajadores-Latina-Tirso de Molina
915932415 – 628687979

www.movimientoyexpresion.org

movimientoyexpresión@hotmail.com

martes, 10 de febrero de 2015

Técnicas Corporales Tercera Edad y Educación Especial: EL SENTIDO REALIZADOR DE LA JUBILACIÓN

Técnicas Corporales Tercera Edad y Educación Especial: EL SENTIDO REALIZADOR DE LA JUBILACIÓN: EL SENTIDO REALIZADOR DE LA JUBILACIÓN Joaquín Benito Vallejo Jornadas: El ocio en la tercera edad. Organizadas por Actilibre – Exp...

Las formas  pasivas de entretenimiento en las que se  permanece como espectadores embobados, han de ser eliminadas.  Hay que acabar con la inercia y la pasividad como  hábito de vida, porque no son formas de vida, sino más bien formas de muerte.  La inercia y la pasividad es el camino de la vegetalización. La actividad es  vía de  vida. El movimiento es vida. Genera vida y humanización desde la filogénesis a la ontogénesis.

sábado, 31 de enero de 2015

El Arte de Caminar


El Arte de Caminar
Joaquín Benito Vallejo

 
Todos caminamos, pero… ¿cómo caminamos?

 El niño aprende a caminar hacia los 14 meses. Aprende él solo, no le enseña nadie. Démonos cuenta de este detalle. APRENDE ÉL SOLO. Como todo en la vida lo aprende únicamente uno mismo, sin que nadie se lo enseñe. Y LO APRENDE, HACIÉNDOLO. Lo enseña la acción, la experiencia, la vivencia. –De la acción al pensamiento, Wallon-  Después vienen los padres, los profesores, los curas, los gobiernos, tratándonos de enseñar lo que tenemos que hacer. La enseñanza y la educación lo único que  han de hacer es estimular, no obligar a hacer o no hacer.

 
El niño aprende a caminar porque nace con unas capacidades innatas para ello, solo tiene que ponerlas en marcha. Y las pone en práctica él solo, sin que nadie le estimule o le obligue a ello. Al contrario, se “lo pide el cuerpo”. Es su propi desarrollo el que le conduce ahí de una manera placentera, como no puede ser de otra manera, porque el caminar forma parte importantísima del movimiento y éste es una necesidad vital, no solo del ser humano, sino de todo ser vivo animado, animal.

 
Antes de llegar a caminar pasa por varios procesos que le conducen a la meta. –Ontogénesis- Otra “mala enseñanza” de los padres, es solo pretender y obligar a llegar a la meta, el caminar, sin haber recorrido antes el camino, o el proceso que le llevará a ella. El proceso es un desarrollo sensorial, perceptivo, control postural, coordinación, etc., como es voltearse, arrastrarse, gatear, levantarse, caerse, equilibrarse, impulsarse….  De fortalecimiento y colocación de las diversas zonas corporales.

 
Caminar erguido, manteniendo la verticalidad,  propio del ser humano, es la consecución de millones de años de la evolución de los organismos vivos. Consecución que va en relación con otras adquisiciones humanas, depende de ellas  y las favorece, como la utilización de las manos como herramientas para ejercer todo tipo de acciones y la consiguiente amplitud de la capacidad craneal y cerebral.

 
El caminar se corresponde con la adquisición de la verticalidad, imprescindible. Ajustes neuromusculares, fortalecimiento de la musculatura vertebral. La verticalidad implica el vencimiento de la gravedad, la adaptación a ella. Estar de pie, estar sobre la tierra, enraizado y liviano, fuerte y flexible. Con el tono justo, equilibrado, armónico. Caminar “bien” es una armonía pura. Es un arte a la sensorialidad, la percepción, la  contemplación… Pero ese arte conseguido en la mayoría de los niños se va perdiendo con la adultez, como todo arte y capacidad, constreñido por la educación y el trabajo, por el dejar de ser uno mismo como una losa que nos aplasta. El arte de caminar se vuelve una pesada carga. La gravedad nos vence. El cuerpo es una pesadumbre. El movimiento un escozor. ¿Podremos librarnos, “liberarnos” de esta servidumbre?

 
Pongámonos a ello. Como “ejercicio” la acción de caminar es el más completo que pueda concebirse. Se pone en marcha todo el entramado corporal anatómico-fisiológico, huesos músculos articulaciones y órganos. Un movimiento global de todo el cuerpo en equilibrio y coordinación de unas  zonas con otras.

 
El caminar sensorial y consciente, relajado, desfrutando del paseo, irradiando presencia y armonía es un arte. El arte del todo orgánico. Donde la totalidad del cuerpo y cada una de sus partes en interrelación se comunican.

 
Vivenciaremos y analizaremos el papel de cada zona por separado: pies – apoyos – traslado del peso – impulsos- / rodillas / caderas / pelvis / columna / omóplatos – brazos / cabeza / respiración /  Qué es lo que hace y debe hacer cada zona / qué interrelaciones se producen / Qué coordinaciones – qué contra movimientos – / Dé donde nace el movimiento – cómo se transmite – Las sensaciones – percepciones – consciencia – el disfrute –

 
Un cuerpo es vida – más que fisiología – en él se refleja el estado de ánimo – el estímulo para vivir – la forma como caminamos refleja ese ánimo – la relación con la gravedad – la contención – el tempo… pero la forma en que caminemos puede suscitar y modificar el estado de ánimo. (La relación de las emociones con el caminar podemos dejarlo para otro capítulo)

 
Foto del grupo Artesanato -Dirección Mercedes Ridocci- en la obra: CIVITAS

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Características del método (MO - TCA)


(Movimiento Orgánico MO - Técnicas Corporales Aplicadas TCA)
Características del método


Partiendo del movimiento como actividad fundamental se propone trabajar objetivos múltiples encuadrados dentro de la múltiple dimensión del ser humano.
1.    La estimulación sensorial, -neuronal-cerebral-, a través del cuerpo y del movimiento,  potencia la actividad cerebral, alivia y previene la desestructuración mental de ciertas patologías y demencias-, constituye la base de toda la metodología meramente física.
2.    El movimiento considerado como fuente de salud engloba distintos aspectos: corrección postural, cuidado de las articulaciones, flexibilización, alivio de tensiones, problemas óseo-musculares; utilización correcta de la energía, etc.
3.    El movimiento como medio de desarrollar las capacidades mentales dirige sus objetivos hacia la estructuración espacial y temporal, la coordinación, la memoria, la secuenciación y la organización mental.
4.    El movimiento y el cuerpo como medios de comunicación y de relación, abarca fundamentalmente dos aspectos: Por un lado definir la relación óptima que el profesor ha de establecer con sus alumnos –y de los alumnos entre si- mediante su actitud, su disponibilidad, su atención y su contacto corporal. Por otro lado, enriquecer la comunicación y la creatividad de cada uno.
5.    La base de este punto se centra en el desarrollo y el trabajo sobre la afectividad. La afectividad como estímulo para ser, aprender, sanarse y relacionarse;
Esta concepción implica a su vez un enfoque distinto de abordar y desarrollar el movimiento. Un enfoque vivencial en el que el movimiento es abordado no como un ejercicio físico mecanicista, sino  como una exploración sensorial. Supone un largo camino lleno de contenidos que descubrir, disfrutar, conocer e integrar. En este largo proceso, hay que darse tiempo para explorar y sentir el movimiento. La exploración y el darse tiempo para saborear el movimiento van unidos. Saborearlo es sentirlo y disfrutarlo. Y para disfrutarlo no hay que tener prisa. Al contrario. El movimiento es nuestro acto más grande de empoderamiento personal, de desarrollar nuestro ser.
Sentir nuestro cuerpo mediante el movimiento va a significar habitarlo, llenarlo, darle integridad y plenitud. Lo que significa a su vez ser consciente de él en sus múltiples quehaceres. Nuestro cuerpo está presente en nuestra mente, en nuestro sentimiento. Nos hacemos presentes y conscientes nosotros mismos en nuestra integridad. Un cuerpo vacío es un cuerpo enfermo, un ser fragmentado, compuesto de trozos sueltos. Un cuerpo máquina sin sentimientos conscientes.  El estrés y las múltiples dolencias sin localización y sin causa específica es una de las manifestaciones.
Nosotros no somos nosotros sin estar presentes en nuestro cuerpo, pero tampoco somos nosotros sin estar presentes en los demás, y en los elementos comunes que compartimos, como el tiempo, el espacio, los objetos que nos rodean y utilizamos, herramientas, muebles, máquinas, etc. Significa ser consciente de todo ello lo más posible.
Al explorar la casi infinita gama de movimiento de que disponemos vamos a hacerlo con esas pautas.
Esa ilimitada gama no quiere decir que no tenga límites. Los tiene bien claros. Respecto al movimiento, al espacio y a los demás. Ser consciente de las posibilidades y de los límites nos centra, nos sitúa, nos orienta. Las posibilidades y los límites son referencias claras para saber lo que somos, para vivir y para relacionarnos. Para no dañarnos ni física ni emocionalmente, ni para dañar a los demás. No saber cuáles son las posibilidades es menospreciarnos, tener una imagen pobre de nosotros. No saber cuáles son nuestros límites significa creernos más de lo que somos. La exploración lenta- permite disfrutar, llegar al máximo sin dañarse, previniendo los riesgos.

Concepción –integral- del movimiento.


  1. Concepción –integral- del movimiento.
Mi concepción del movimiento es integral y total. ¿Qué quiero decir con ello? No busco hacer unas series de ejercicios con objetivos físicos concretos aunque diversos, en general de dolencias particulares. Busco el movimiento en su totalidad. Propiciar y desarrollar todas las posibilidades de movimiento en las articulaciones y segmentos basándome en lo que considero las leyes naturales del Movimiento Orgánico. Ello potencia el equilibrio corporal en sus músculos y huesos, la movilidad plena y como consecuencia el alivio de tensiones y dolencias, ya que estas son la causa de malas y restringidas posturas y movimientos.
En esta concepción integral del movimiento se incluyen todos mis conocimientos al respecto, englobando algunos aspectos de la psicomotricidad, la eutonía, la expresión y la  integración estructural sobre todo.
La concepción “integral” del movimiento significa además que no es solamente una dimensión física, sino que tiene un alcance psíquico, mental, emocional, cognitivo, creativo  y social, relacional, comunicacional.
Como referencia a esto ver:
(1)  Cuerpo en armonía. Benito Vallejo, Joaquín. Pags. 35 a 40 y
(2)  Cuerpo, mente, comunicación. Benito Vallejo, Joaquín. Pags. 19 a 32.
El movimiento es enfocado y desarrollado en su múltiple dimensión BIO – PSICO – SOCIAL, lo cual significa la unidad entre el cuerpo, la mente y la comunicación.

1.    El movimiento como medio de estimulación sensorial y mental;
2.    El movimiento como fuente de salud;
3.    El movimiento como medio de desarrollar las capacidades mentales:
4.    El movimiento como medio de expresión, comunicación y relación con los demás.
(Estos 4 puntos forman el grueso –desde el capítulo 2 al 4 –pags. 49 a 170- de mi segundo libro: Cuerpo, mente, comunicación)
5.    La afectividad como estímulo para ser, aprender, sanarse y relacionarse.
(En cuanto a este punto, estoy elaborando un nuevo libro, que lo iré dando a conocer poco a poco)
 

martes, 25 de noviembre de 2014

ESTRUCTURACIÓN ESPACIAL


ESTRUCTURACIÓN ESPACIAL
Joaquín Benito Vallejo  
(Ver: estructuración espacial – Cuerpo, mente, comunicación pag.  134 y sig,)

 


Espacio y cuerpo son indisociables. Viven el uno del otro. Se conforman mutuamente. El cuerpo ocupa un espacio determinado y el cuerpo se mueve en otro espacio. El espacio de su acción, de su interrelación, de su comunicación.

El espacio se configura mediante la acción y en relación al cuerpo. El cuerpo es el centro de esa acción. La acción es el movimiento.

El cuerpo y el movimiento se dibujan en el espacio, se esculpen, se diseñan, se coreografían, se musicalizan. El espacio queda así configurado, habitado, sensorializado, disfrutado, sentimentalizado, imaginado, humanizado por el movimiento.

Tanto la estructura corporal como el movimiento se han conformado y desarrollado como una adaptación a desenvolverse del mejor modo posible sobre una superficie sólida y un espacio aéreo. La tierra y el aire, -el cielo-.

Su control postural y su movimiento dependen de estos dos elementos.  La tierra significa la fuerza gravitatoria que tira de nosotros hacia abajo, nos enraíza, es el asiento que nos sostiene, nos da seguridad, nos mantiene en la realidad, nos ata, nos limita. El cielo es la dirección hacia la que nuestra energía se dirige para movernos, es la libertad, la ensoñación, el ideal. Cielo y tierra en lucha y en acuerdo permanente.

 

jueves, 6 de noviembre de 2014

Movimiento Orgánico - OBJETIVOS GENERALES Y POR TEMAS


DIARIO DE CLASES
GUION PREVIO – OBJETIVOS  GENERALES  Y  POR  TEMAS
 Índice
    1. Vivencia, percepción y conciencia del cuerpo y del movimiento en sus diferentes acciones.
·         Procesos globales de apertura y cierre / tensión – distensión / segmentarios / conciencia postural
·         Respiración
·         Activación de diferentes zonas
2.    Educación del tacto y del contacto corporal.
3.    Movimientos básicos: Contracciones, flexiones, extensiones, rotaciones. Respuestas fisiológicas. Medios para diluir la tensión.
4.    Tensión y distensión muscular.  Contracciones /  distensiones graduales / descargas.
5.    Centros energéticos: Pelvis - Omóplatos – Movilización de los cinturones pélvico y escapular. Su irradiación hacia la columna. Primeras interrelaciones entre pelvis y omóplatos. Rotaciones correspondientes de brazos. Distribución de la tensión muscular. Equilibrio entre agonistas y  antagonistas.
6.    Posturas correctas. Análisis de los factores que intervienen en ellas: apoyos, peso, verticalidad, centro de gravedad, ejes, tensión – distensión de las diferentes zonas, musculatura profunda y superficial.
7.    Planos de movimiento. Ejercicios básicos de la pelvis en los 3 planos espaciales. Su irradiación hacia piernas y columna. Ejercicios básicos de la cintura escapular en los 3 planos y su irradiación hacia los brazos y el espacio. Interrelaciones de los diversos recorridos en diferentes posiciones y en relación a los apoyos con el suelo.
8.    Péndulos de brazos.
9.    La acción de caminar. Vivencia de los factores intervinientes.
10. Ritmo. Tempos – compases
11. Espacio. Direcciones – cubo de Laban– movimientos curvos y directos.
12. Contra-movimientos.
13.  Concepto de secuencia. Aprendizaje temporal y espacial. Modulación de la energía y de los  impulsos. Fluidez del movimiento. Armonía corporal.
14. Secuencias de ejercicios determinados  en diferentes planos y orientaciones.
15. Corrección postural. Problemas óseo-músculo-articulares. Lordosis cervical, lumbar, cifosis, escoliosis. Desequilibrio muscular entre agonistas y antagonistas. Tensiones musculares localizadas. Causas, efectos, tratamientos.
16. Trabajos con objetos. (pelotas, balones, picas, elásticos, aros…)
17. Trabajos en parejas.
 
Diario de clase  por temas
1-    Ritual para ir centrando la atención  Estiramientos
2-    Postura correcta  erguida.
3-    Respiración
4-    Péndulos de brazos 
5-    Movimientos de cabeza.
6-    Movimientos de hombros. –omoplatos- 
7-    Pelvis
8-    Desplazamientos
9-    Rotaciones de brazos
10- Otros movimientos de brazos en el espacio
11- Secuencia al suelo
12- De rodillas
13- Sentados
14- De lado
15- Echados
16- Boca abajo
17- Secuencias
18- Libre